El potencial de innovación de los refrigeradores de armarios de distribución aún no ha tocado techo. Una aplicación piloto en Daimler AG, Sindelfingen, demuestra que en este aspecto aún pueden alcanzarse considerables incrementos de eficiencia. El fabricante de automóviles, uno de los principales oferentes de vehículos de la categoría Premium, puso a prueba los refrigeradores de ahorro energético de la generación “Blue e” de Rittal directamente en sus intstalaciones. Con el siguiente resultado: Gracias al reequipamiento de más de 250 refrigeradores con la nueva técnica de ahorro energético es posible ahorrar 490 toneladas de CO2 al año y reducir costes operativos por un importe de seis cifras.

La protección medioambiental para Daimler AG es un elemento fundamental integral de la estrategia de la empresa. Las pretensiones del fabricante de automóviles para alcanzar el denominado "Green Technology Leadership" comienza con la técnica de vehículos – los vehículos híbridos, de celdas de combustible y eléctricos – y alcanza hasta instalaciones de producción.

Para mejorar la eficiencia energética existen, por ejemplo en la fábrica de estampación de Sindelfingen, grandes potenciales – el consumo anual de energía es de aproximadamente 40.000 megavatios-hora. En la fábrica se producen piezas prensadas para prácticamente la gama completa de vehículos de Smart, Mercedes-Benz y Maybach. Con la refrigeración eficiente de los armarios de distribución y de todas las instalaciones de distribución pueden obtenerse ahorros considerables. Hasta ahora, Daimler había apostado, salvo unas pocas excepciones, por los refrigeradores estándar de Rittal. No obstante, una comparación directa con los nuevos grupos de refrigeración de Rittal de la generación "Blue e" demostró un ahorro de hasta el 70% de energía.

En base a estos resultados, Daimler AG optó por sustituir lo más rápidamente posible los antiguos refrigeradores por nuevos y reequipar las instalaciones de distribución existentes en la fábrica de prensado hasta 2012. El fabricante de automóviles solicitó más de 250 nuevos equipos – antes incluso de que éstos estuvieran disponibles en Rittal. "Daimler AG demuestra con ello una vez más su papel precursor, sobre todo con la marca Premium Mercedes-Benz", destaca Harald Bölle, director de técnicas de instalaciones eléctricas en Daimler AG, Sindelfingen.

Una vez sustituidos todos los refrigeradores, el ahorro de corriente en la fábrica de prensado de Sindelfingen alcanzará 754.000 kilovatios-hora al año, ello representa unas 490 toneladas de CO2 – y costes operativos de alrededor de 116.000 euros al año. Una buena noticia para Rittal: En las nuevas instalaciones, Daimler prescribe en la fábrica de prensado la utilización de nuevos refrigeradores de la generación "Blue e" de Rittal.

Fuente: https://www.rittal.com/